Maqueta 3N. Noviembre

A pesar del verano, no pude dedicar mucho tiempo a la maqueta 3N. Pero en las últimas semanas se le pudo dar un empujón.

Se finalizaron las conexiones eléctricas y se completó el panel de mandos. Ya totalmente funcional, se comprobó el funcionamiento.

maqueta 3N

En los relieves se ha cubierto el foam con papel empapado en cola blanca para generar relieves más irregulares. Se ha empleado esta técnica también para rellenar huecos e imperfecciones en las uniones. El papel de cocina, servilletas o papel higiénico empapado en cola blanca diluida con agua da unos resultados estupendos. Forma una masa que puede moldearse al gusto. Al secar quedar muy compacta y resistente.

Se ha dado color al terreno, donde después ha de crecer la vegetación. Se han empleado diversos tonos de marrón. Empleando temperas de uso escolar y mezclando pocos colores, básicamente marrón, amarillo y blanco se han obtenido diferentes tonos con los que dar la base a toda la maqueta.

Se realizó el cableado de la iluminación, ubicando los edificios en su lugar.

Maqueta 3N
Empieza a crecer la hierba.

Cableado inferior

Al ser una maqueta construida sobre una placa de foam, los cables quedaban colgando bajo la maqueta, con el riesgo de sufrir daños al mover la maqueta. No existiendo una caja o espacio donde contenerlos, pues el foam está al nivel del marco de aluminio que la sostiene, no quedaba otra que hacer unos cortes en el foam y enterrarlos.

Para ello, corte el foam siguiendo el recorrido de los cables, generando unas regatas. Antes de cerrarlas protegí los cables con una funda de goma cortada en canal. Puede usarse un tubo de goma flexible cualquiera del diámetro adecuado. Simplemente se corta la longitud más larga y se envuelven los cables usando la abertura en canal hecha al tubo. En los puntos donde los cables de distribuyen o se separan de la línea principal, se hace un pequeño corte por donde sale lateralmente el cable que se disgrega. Posteriormente con pequeños fragmentos se van cubriendo esos cables también.

Una vez cubiertos los cables, se puede cerrar la regata con la misma técnica del papel con cola blanca, allanando la superficie, lo mejor posible. Normalmente no tendremos que acceder al cableado en su recorrido, pero si fuera necesario, la cubierta compacta que queda finalmente puede ser retirada sin dañar los cables, solo tenemos que hacer un corte en un lateral de la regata cubierta, desde el que ir despegándola a lo largo de su recorrido. Sale como una pieza compacta, dejando los cables y su funda accesibles.

Parte inferior de la maqueta con los cables ocultos

Para dar un mejor acabado pinté la parte inferior con esmalte negro. Y los laterales de la maqueta con tempera gris.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.